Salud

Recomendaciones para el manejo correcto de desechos hospitalarios

Al hablar de desechos hospitalarios nos referimos a todo aquel residuo que se genera en cualquier centro hospitalario. El Código de Salud determinó que el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social es el ente encargado de dictar los parámetros para el manejo correcto de desechos hospitalarios. Conoce algunas recomendaciones a continuación.

Clasificación de los desechos hospitalarios

Desechos comunes (no médicos)

Son aquellos residuos que no representan ningún peligro para la salud y tienen similitud con los desechos domésticos comunes.

  • Papeles
  • Cartones
  • Servilletas
  • Plásticos
  • Restos de alimento
  • Materiales de limpieza

Desechos médicos

Son aquellos que son resultados de procedimientos relacionados con la atención a pacientes. Están clasificados en:

Residuos infecciosos y patogénicos

Estos son capaces de producir enfermedades infecciosos e incluyen:

  • Residuos microbiológicos
  • Residuos provenientes de las vacunas
  • Sangre y hemoderivados de banco
  • Tejidos y órganos de origen humano
  • Instrumentos punzo cortantes

Residuos no infectantes

No se consideran como peligrosos ni infeccioso, pero necesitan ser separados del resto de desechos:

  • Gasas
  • Apósitos
  • Guantes
  • Frascos de suero
  • Tubuladura

Residuos radioactivos

Residuos utilizados en cualquier procedimiento con rayos X. 

Separación de residuos

En el capítulo 3 artículo 14 del Código de Salud señala que cualquier entidad pública o privada que maneje este tipo de desechos debe separar en recipientes identificados y empaquetados para un manejo fácil y asegurarse de que de esta forma no sean susceptible a alguna rotura y así evitar derrames. Los desechos deben ser separados según la siguiente clasificación:

  • Desechos infecciosos: deben depositarse en bolsas de color rojo con la simbología de bioinfeccioso. En el caso de jeringas, agujas hipodérmicas o cualquier otro tipo de aguja deberán ser triturados o de no poseerse el equipo necesario puede empaquetarse en una caja de cartón, siempre y cuando esté completamente sellada.
  • Desechos especiales: deberán depositarse en bolsas de color blanco con la simbología correspondiente a químicos. Los cristales, no importa si están enteros o rotos, deben empaquetarse en cajas de cartón o plástico y sellarlas correctamente para evitar cualquier daño al momento de la manipulación.
  • Desechos radioactivos: estos residuos deben depositarse en contenedores de plomo adecuados según el nivel de radiación de los mismos y señalarlos como “radioactivos”. El Ministerio de Energía y Minas determinará las medidas a tomar para el manejo de estos desechos.
  • Desechos comunes: estos deberán depositarse en bolsas de color negro.

Empaquetado e identificación correspondiente

Esto es responsabilidad directa del hospital. Para los desechos infecciosos deberá tener una etiqueta impresa donde se anotará el nombre de la institución, fecha y hora de la recolección, procedencia interna del hospital, operador responsable, hora de recepción en el lugar temporal del hospital, fecha y hora de salida para el tratamiento de estos residuos.

Los desechos especiales deberán agregar a la etiqueta, además de la información antes mencionada, la fecha y hora de salida para su disposición en el relleno sanitario correspondiente. En lugar de esta aclaración, los desechos radiactivos deberá tener anotada la fecha y hora de salida en la que se pone a disposición del Ministerio de Energía y Minas.

Estos parámetros sobre el manejo correcto de desechos hospitalarios fueron creados con el objetivo de prevenir, disminuir y controlar el riesgo de accidentes, tanto para pacientes como a personal médico. Además de esta forma también se está disminuyendo la contaminación ambiental.