Salud

¿Qué es alimentación saludable y qué incluye?

Para llevar una vida plena y de calidad es necesario que incorpores dos hábitos en tu día a día: la alimentación saludable y ejercicios, no importa si es gimnasio, deportes o alguna disciplina específica. ¿Quieres saber qué puedes comer para mejorar este aspecto? Entonces continúa la lectura.

¿Qué es alimentación saludable?

Primero que nada debemos definir este concepto. Está compuesta de frutas, verduras, vitaminas, carbohidratos, proteínas y grasas saludables. Las personas que tienen buenos hábitos alimenticios están menos propensas a padecer enfermedades como diabetes, obesidad, anemia, infecciones o problemas circulatorios. Además de protegerte contra alguna de estas enfermedades podrás tener una vida no solo larga, sino con mejor calidad.

Para mantener la dieta equilibrada es necesario que incluyas todos los grupos alimenticios, pero siempre teniendo en cuenta que la proporción dependerá del género, peso, estatura, edad, si padeces de alguna enfermedad o si el médico te ha prescrito alguna dieta específica.

Cambiando hábitos alimenticios

No te preocupes si hasta ahora habías tenido malos hábitos en cuanto a tu alimentación, estás a tiempo de revertir esta situación e incorporar nuevas y mejores prácticas alimenticias. Esto no solo cuidará de tu salud sino la de tu pareja también.

Toma en cuenta la pirámide alimenticia

Un grupo de expertos de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) elaboró y presentó las actualizaciones de las Guías Alimentarias cuya edición incluye en la base la actividad física durante 1 hora diaria y la hidratación necesaria (4-6 vasos de agua al día).

En el segundo nivel de la pirámide alimenticia encontrarás los cereales, pan, pasta y harinas, pero las porciones variarán de acuerdo a la cantidad de actividad física. En el tercer nivel están las verduras y frutas que debes consumir de 2-4 al día (raciones), en el cuarto nivel aparecen los lácteos, pollo, huevos, pescado y deberás alterar el consumo.

En el quinto nivel aparecen las carnes rojas y el consumo deberá ser opcional, moderado y ocasional. Las bebidas fermentadas son únicamente de consumo moderado. Finalmente, en el sexto nivel están los dulces, aceite y mantequilla que deben ser consumidos en pequeñas cantidades y muy de vez en cuando.

5 comidas al día

Esto te ayudará a comer menos cantidad en cada tiempo de comida. Lo mejor que puedes hacer es desayunar, un refrigerio saludable a media mañana, almuerzo, otro refrigerio saludable y la cena. Evita saltarte algún tiempo de comida, mucho menos el desayuno, para no caer en los famosos “atracones”.

Reduce el consumo de sal

El exceso de sal en la comida puede resultar muy dañino para tu organismo. Está asociado con los problemas de circulación, retención de líquidos o daños en el riñón. Opta por sustituirla por especias como ajo, perejil, orégano, comino o albahaca.

Hidratación natural

Es necesario que consumas 2 litros de agua pura cada día, aunque esto también dependerá de tu nivel de actividad física y peso. Si haces ejercicio o realizas esfuerzos, necesitarás tomar más agua para no descompensar tu organismo.

Lista de compras

Antes de ir de compras haz una lista especificando todo lo que necesitas, procura que las frutas y verduras ocupen un buen espacio de tu lista y los azúcares y grasas casi no tengan protagonismo. De esta forma evitarás comprar cosas innecesarias, además de cuidar de tu salud también cuidarás del bienestar de tu bolsillo.

¿Cuál de estos aspectos aplicas en tu vida diaria?, ¿estás dispuesto a cambiar tus hábitos alimenticios para cuidar de tu salud? Tal vez en un principio te cueste alejarte del azúcar, grasas o gaseosas, pero verás que con disciplina y teniendo en mente los beneficios lo lograrás muy pronto. ¡Ten paciencia y eso sí, comprométete contigo mismo!