Salud

10 razones por las que tu hijo debe comer frutas y verduras

Comer frutas y verduras tiene múltiples beneficios, aún más en los niños ya que están en la época donde se forman las defensas, se construyen los hábitos (buenos o malos) y se encuentran en la etapa de crecimiento. ¿Por qué tu hijo debe comer frutas y verduras de forma regular? Averígualo a continuación.

Aportan nutrientes

La razón más importante por la que un niño debe comer frutas y verduras es porque son las mayores fuentes de nutrientes y vitaminas, elementos que tu hijo necesitará para luchar contra enfermedades, además evitarás que sufra de obesidad o al contrario, anemia.

Los hidrata

Las grandes cantidades de agua que poseen las frutas y verduras ayudará a que tus hijos se mantengan hidratados. Esto hará que el proceso de eliminación de toxinas sea más eficiente y el organismo lo hará más fácil.

Calman la ansiedad

Muchos niños sienten ansiedad por comer algo dulce como un pastel o unos chocolates, sin embargo consumirlos no tiene ningún beneficio. Si en lugar de darle esos aperitivos les das una fruta, estás calmando la ansiedad y cuidando de su salud.

Aportan fibras

La fibra ayudará al buen funcionamiento del sistema digestivo. Si consumen frutas y verduras de forma regular evitarás que padezcan de problemas como estreñimiento. Las verduras con mayor contenido de fibra son: el brócoli, espárragos, espinaca, acelga, zanahoria, alcachofas y güicoy. Mientras que las frutas que aportan más fibra son las manzanas, bananos, mandarina, higo, ciruela, melocotón y pera.

Mejoran hábitos alimenticios

Es más saludable que luego de una jornada de estudio o de juegos vayan a la refrigeradora o al estante y tomen una fruta a que coman alguna chuchería. Recuerda que estos hábitos se aprenden y es mucho más fácil fomentarlo cuando tus hijos aún están pequeños.

Bajos en grasa

Son un aperitivo perfecto porque no poseen grasa y las que poseen son grasas saludables. Por ejemplo el aguacate, las aceitunas o la soja.

Son antioxidantes

Es decir que las propiedades que contienen previenen que los radicales libres dañen las células, lo que evita que se desencadenen enfermedades degenerativas.

Mejoran el sistema inmunológico

Al consumir frutas y verduras de forma regular estamos fortaleciendo el sistema inmunológico, el que se encarga de defendernos de cualquier virus, hongo o bacteria que quiera invadir al organismo. Los mejores alimentos para mejorar el sistema inmunológico son brócoli, zanahoria, calabaza, tomate, espinacas, lechuga, papas, espárragos, kiwi, manzanas, cítricos, fresas, cerezas, frambuesas y moras.

Para aprovechar todas las propiedades de las frutas y verduras asegúrate de que estén frescas y es mucho mejor consumirlas crudas.

Variedad de sabores

Existe una gran variedad de frutas y verduras y tu hijo puede seleccionar las que más le gusten para consumirlas de forma regular, pero esto no quiere decir que no debes darle todas las opciones. El que tu hijo aprenda a comer de todo y no sea melindroso será muy beneficioso tanto para ti como para él.

Cuidados estéticos

Alimentos como las manzanas, las zanahorias y el apio ayudan a eliminar la placa de los dientes además de refrescar el aliento. La vitamina C y otros nutrientes provenientes de las frutas y verduras protegen las encías de infecciones bacterianas.

Ahora que ya conoces las razones por las que debes incorporar las frutas y verduras en la dieta alimenticia de tu hijo, ¿lo harás? Recuerda que muchos de estos beneficios vendrán a un mediano o largo plazo, pero definitivamente vale la pena.